Skip to content

POSICION DE BASES MAGISTERIALES DE JALISCO CON RESPECTO AL DESPLEGADO DE LOS CHARROS

mayo 5, 2011

 

A propósito del desplegado del CEN de Elba Esther Gordillo Morales

Cinismo, perversión y demagogia del charrismo en el SNTE

Mayo 2 de 2011

El 2 de mayo en la prensa nacional a nombre del SNTE con las firmas ilegibles de los integrantes del CEN, sobresaliendo naturalmente la de Elba Esther Gordillo Morales y de Rafael Ochoa Guzmán, Presidenta Nacional y Secretario General Ejecutivo, respectivamente, y de la mayoría de los Secretarios Generales Seccionales (54), incluidos la espuria Sección 59 de Oaxaca y las representaciones ilegales y también espurias de las Secciones 7 y 9 de Chiapas y el Distrito Federal, (producto de charrazos en marzo y julio de 2008), se publica un Desplegado (particularmente en La Jornada, p. 39), que por el carácter pro-imperialista, pro-patronal, corporativo, antisindical, corrupto, antidemocrático, represivo y traidor del charrismo sindical –sobre todo del cacicazgo que va de 1989-2011— representado por la camarilla de EEGM; que por su contenido –que expresado por el charrismo Elbista, manifiesta cinismo, perversión y demagogia—, obliga a dar una respuesta y fijar una posición de clase en defensa de los intereses y derechos genuinos de los trabajadores, desenmascarar su esencia y denunciar sus objetivos.

El SNTE, fundado en diciembre de 1943, a más de 67 años de existencia, por su ideología dominante, sus planteamientos teóricos, su práctica política de sujeción a los intereses de las clases dominantes y al Estado, por su verticalidad orgánica cimentada en la antidemocracia, por el control y sometimiento de la mayoría de los trabajadores por las camarillas charras, por la defensa permanente de la filosofía y política de la burguesía y su Estado, por la permanente alienación y ausencia total de educación sindical, por la violación permanente a los derechos de la mayoría de los trabajadores, aunada su práctica fascista, no ha sido un Sindicato, sino una corporación fascista al servicio del Estado.

El SNTE, ha sido controlado por cacicazgos: el primero jefaturado por Jesús Robles Martínez de 1955 a 1972; el segundo por Carlos Jonguitud Barrios de 1972 a 1989; el tercero –el actual— por Elba Esther Gordillo Morales, impuesta por el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, particularmente ungida en la Secretaría de Gobernación por Fernando Gutiérrez Barrios, aprovechando el descontento generalizado y la primera y única huelga nacional del magisterio mexicano en 1989, organizada y dirigida por la CNTE. Las prácticas de la mafia de EEGM, han sido las mismas del charrismo sindical.

EEGM, y su camarilla, son responsables –en gran parte– del deterioro de la educación nacional, del avance de la educación privada y la paulatina destrucción de la educación pública; son responsables de la división y la alienación de la mayoría del magisterio, con la imposición de la ―carrera magisterial‖ y la ―homologación salarial‖; son responsables de la destrucción del normalismo, llevando a la debacle la educación básica; son responsables de la imposición de la nueva Ley del ISSSTE y la ACE, que ha significado la pérdida de conquistas históricas de los trabajadores y la seguridad en el empleo. La camarilla de EEGM, se ha enriquecido con las cuotas de los trabajadores, que en 22 años de cacicazgo, les ha atracado más de 40 mil millones de pesos, además de cientos de miles de millones de pesos recibidos como canonjías por los gobiernos del PRI (CSG y EZPL) y del PAN (Fox y FECAL).

Actualmente, no sólo controlan inmensos recursos económicos, sino poseen Secretarías de Estado, Senadurías y

Diputaciones federales y locales, el control absoluto del ISSSTE, la Subsecretaría de Educación Básica (nada menos que para el yerno de EEGM), e imponen Secretarios de Educación y altos funcionarios de educación en los Estados; para garantizar sus privilegios han convertido al SNTE, en una agencia electorera, al servicio del mejor postor, hasta conseguir su partido político el PANAL, utilizando toda la estructura del SNTE y sus inmensos recursos, suspendiendo labores para que sus incondicionales y maestros presionados y chantajeados vayan a hacer proselitismo, con la promesa de plazas, ascensos, prestaciones, o de lo contrario la marginación total.

Por ello, no sorprende el desplegado de la camarilla Elbista, pero sí despierta la sospecha de sus pretensiones:

1.- La camarilla charra no puede prodigar ninguna confianza, más que repudio por su pestilencia y práctica política y sindical, cuando afirman:

―México está viviendo uno de sus momentos más difíciles: una escalada de violencia e inseguridad sin precedente; un clima generalizado de temor e incertidumbre en el conjunto de la sociedad; una preocupante polarización política que frena los acuerdos que requiere la Nación, y un peligroso incremento de la conflictividad sindical por la pretensión de imponer una reforma laboral contraria a los derechos de los trabajadores y por la incapacidad de la autoridad laboral para resolver los conflictos con base en el diálogo y la negociación. Todo ello en medio de un modelo económico incapaz de generar un crecimiento sólido, empleos justamente remunerados y de resolver las condiciones de desigualdad social y de pobreza en la que viven millones de mexicanos.

―En este panorama adverso, se registra en ciertos sectores un ánimo de linchamiento mediático que busca responsabilizar a los trabajadores y a sus organizaciones por la pérdida de competitividad de nuestra economía, por la baja productividad y por los quebrantos de la planta productiva nacional, cuando precisamente somos los trabajadores quienes más hemos resentido las repercusiones de la política económica y las crisis recurrentes.‖

¡Cuánto cinismo de Elba y camarilla!, puesto que el charrismo desde 1943 ha sido comparsa de los gobiernos PRIistas, y en particular la camarilla Elbista, que avalaron la imposición imperialista del llamado ―neoliberalismo‖ impulsado como política de Estado por CSG, EZPL, Fox y FECAL; han avalado y aplaudido los convenios internacionales como el TLCAN, el PPP hoy conocido como ―Mesoamericano‖, el ASPAN, la ―Iniciativa Mérida‖; inclusive han presumido ser abanderados de las reformas estructurales, particularmente la Ley del ISSSTE y la ACE, convirtiéndose en cómplices de la entrega del país al imperialismo –yanqui, principalmente—, la debacle que vive el país, la miseria popular, la violencia y represión generada por los gobiernos ―posrevolucionarios‖ desde Carranza hasta hoy.

¡Cuánto cinismo, que los hace despreciables y enemigos del pueblo! ¿Por qué hasta ahora ―reconocen‖ las terribles condiciones del país y del pueblo, cuando ellos han sido cómplices para prohijarlas? ¿Qué han hecho para enfrentarlas? Absolutamente nada, al contrario han colaborado para su éxito contra el pueblo.

Si su política es de veleta, sirviendo al mejor postor, entonces, para EEGM y camarilla, ha llegado el momento de cambiar de rumbo, así como se distanciaron del PRI y se entregaron al PAN de Calderón, hoy simulan un amago para justificar su nueva traición y volver al pesebre que les dio vida y cobijo el PRI, hoy con Enrique Peña Nieto; las masas trabajadoras no cuentan, sólo cuentan sus intereses.

2.- ¡Cuánta perversión y desvergüenza de EEGM y camarilla!, cuando hacen señalamientos de las condiciones de desempleo, miseria, insalubridad y postración en que se encuentra nuestro pueblo, no mencionando que las condiciones son extremas, en que un puñado de multimillonarios son dueños de este inmenso y rico país, en tanto que más de 90 millones de mexicanos gimen en la pobreza y en la miseria; de la cual el charrismo sindical, el corporativismo oficial del Congreso del Trabajo, la CTM, la CROC, la CROM, la FSTSE, el SNTE, etc., han sido cómplices, puesto que convirtiendo en cárceles las supuestas organizaciones sindicales, han podido amasar inmensas fortunas. Dicen en su desplegado:

―Este 1° de mayo el sindicalismo tiene la obligación de recordar que hace ya más de dos décadas México inició un proceso de ―modernización económica‖ que postuló la apertura comercial, la competitividad y la flexibilización laboral y que ha tenido una traducción negativa para los trabajadores, como lo demuestran los siguientes datos:

El 54% de los trabajadores ocupados en el país carece de seguridad social y algún tipo de prestación laboral;

En los últimos diez años (2000-2010) se ha reducido en más de 5% la población ocupada que recibe prestaciones laborales;

El salario mínimo en México se ubica por debajo de la línea de pobreza (OIT, 2008) y está entre los más bajos de América Latina: 134 dólares, frente a 300 en Uruguay, 318 en Brasil, 372 en Chile y 475 en Argentina;

Entre 1970 y 2000, el poder adquisitivo del salario registró una pérdida de 19.6%;

En México, estima la OCDE, el 15.2% de las personas entre 15 y 19 años ―o se encuentra en el sistema educativo ni en la fuerza de trabajo‖ porcentaje más de tres veces superior al promedio de ese organismo (4.8%). Y ampliando el rango hasta los 25 años de edad son casi 8 millones los jóvenes que ―o estudian ni trabajan‖

―Estos datos reflejan el fracaso de un modelo económico y de cómo las fuerzas políticas no han sido capaces de construir alternativas; pero expresan también el limitado poder de la sociedad y la debilidad del sindicalismo para defender sus derechos e incidir en la definición del rumbo económico, en el diseño de las políticas públicas y en el estricto cumplimiento de la legislación laboral.‖

Precisamente esa llamada ―odernización económica‖, es la política económica del imperialismo impuesta a partir del gobierno PRIista de Miguel De La Madrid Hurtado, hasta ahora, que demuestra que las movilizaciones y luchas libradas por más de 500 mil trabajadores de la educación organizados en la CNTE han sido justas, pero combatidas fascistamente por el charrismo del SNTE.

El reconocimiento del charrismo, aunque demagógica y oportunistamente, de las lacerantes condiciones de los trabajadores y el pueblo, comprueba sus traiciones y los expone al juicio negativo de la historia, que exige su pronta destrucción.

3.- ¡Cuánta demagogia, cinismo y perversión de EEGM y camarilla! No cabe ninguna duda, que como todo dictadorzuelo ―latanero‖y caciques pueblerinos de horca y cuchillo, EEGM y corifeos han perdido la razón, sintiéndose intocables e invencibles, olvidando que los más grandes y poderosos dictadores han caído, haciéndose trizas su demagogia y perversión. Como está de moda la marihuana, la cocaína, la heroína y otros narcóticos, han de haber ingerido de todas, que les ha provocado delirantes alucinaciones, pues qué autoridad ideológica, política, teórica, orgánica, moral, cultural o patriótica tienen para hacer un llamamiento de este tipo:

―Frente a todo esto, el SNTE hace un llamado a todas las organizaciones sociales, independientemente de su origen ideológico, a construir las condiciones para recuperar la unidad, el protagonismo y la capacidad de propuesta del sindicalismo.

―México requiere un nuevo régimen laboral que resuelva los grandes dilemas de trabajo y productividad, competitividad y equidad, pero la iniciativa que hoy se discute en la Cámara de Diputados acentúa el desequilibrio entre los factores productivos y perfila un México con menos derechos, al socavar el derecho a huelga, la estabilidad en el empleo, la contratación colectiva, la salud y la seguridad social y, en general, el derecho a un trabajo digno que promueve la OIT.

―El nuevo acuerdo laboral debe ser el resultado de un amplio proceso de deliberación entre los actores de la producción. El SNTE reitera las propuestas que ha defendido en diferentes momentos:

i)Derogación del Apartado B del Artículo 123 Constitucional y respeto absoluto a la libertad y autonomía sindicales;

ii)Fortalecimiento de la democracia, la pluralidad, la transparencia y la rendición de cuentas al seno de las organizaciones sindicales;

iii)Defensa de los derechos fundamentales de los trabajadores: de huelga, a la estabilidad en el empleo, a la contratación colectiva y la relación laboral bilateral, a un salario digno, a la salud y la seguridad social;

iv)Eliminación del registro de organizaciones, de la toma de nota y la calificación de las huelgas como atribuciones gubernamentales;

v)Proscripción de los contratos de protección y sus prácticas de simulación;

vi)Opciones de sindicalización para trabajadores migrantes, informales,

 

domésticos, comisionistas, sexuales, y adultos mayores, entre otros;

vii)Una política y legislación laboral con perspectiva de género;

viii)Prohibición de la intervención partidista en organizaciones sindicales y a la afiliación corporativa de trabajadores en partidos políticos; y

ix)Participación de las organizaciones sindicales en la formulación de las políticas públicas.

Es fácil demagógicamente hacer propuestas, cuando tienen un pasado de 67 años de charrismo sindical en el SNTE, cuando la camarilla de ELBA, de 1989 hasta ahora, han nulificado toda vida sindical, han destruido la poca democracia simulada. En los últimos 22 años, el SNTE ha sido desmantelado, convirtiéndose en un coto de poder del CARTEL DE GORDILLO, como muestra bastan algunos ejemplos:

En la cuestión laboral los maestros laboraban de 28 a 30 años, hoy con la nueva Ley del ISSSTE, se ―ubilarán‖a los 60 años y no es remoto que sea a los 75 años, que es la pretensión que avanza en Europa, es decir que laborarán las nuevas generaciones hasta 40 años. La jubilación, la pensión por accidentes de trabajo, las prestaciones médicas y sociales, prácticamente han desaparecido, agregando el pésimo servicio otorgado por el ISSSTE en manos del charrismo del SNTE.

La contratación individual, la terciarización, los contratos de prueba, la eliminación de los contratos colectivos de trabajo, la eliminación de la jornada laboral de 8 horas y su ampliación criminal a 12 horas y más, los beneficios a la patronal, han sido impuestos desde hace dos décadas; la sindicalización es solo para no más del 25% de los trabajadores, estando en peores condiciones de indefensión más del 75% de los trabajadores, sobre todo en las maquilas, etc. De esto ¿no se habían dado cuenta los charros Elbistas?

En el colmo de la estulticia proponen el

―ortalecimiento de la democracia, la pluralidad, la transparencia y la rendición de cuentas al seno de las organizaciones sindicales;‖¿Es para que se aplique en otro planeta, quizá Marte?, puesto que en el SNTE: aprovechando la formidable huelga desarrollada por la Sección 22 baluarte fundamental de la CNTE en 2006, se impuso una nueva ―ección‖–la 59— con no más de 3,000 elementos nombrándose a la ex dizque democrática y traidora Erika Rapp Soto como espuria Secretaria General, frente a más de 70 mil democráticos, para vulnerar la combatividad del magisterio oaxaqueño; en marzo de 2008, a pesar de ser más del 80% los Delegados democráticos de la Sección 7 de Chiapas, se impuso el charrazo con el apoyo del Gobierno de Juan Sabines Guerrero del PRD, imponiéndose al espurio Rosendo Galíndez Martínez, nombrándose meses antes Secretario de Educación de Chiapas a Javier Álvarez Ramos, de la misma ralea, para allanar el camino; en julio de 2008, otro charrazo se impuso en la Sección 9 del Distrito Federal, con la espuria Ma. Teresa Pérez Ramírez, a pesar de no tener el charrismo el 15% siquiera de los Delegados, contando naturalmente con el beneplácito del gobierno federal. Hoy estos bastardos, hijos putativos de la camarilla Elbista, firman el desplegado.

¿Dónde está la transparencia en la rendición de cuentas de los más de un billón de pesos que han regenteado por cuotas, donaciones, apoyos políticos, proyectos de vivienda, fondos del ISSSTE, y otros de la camarilla Elbista?

Charros del SNTE, en el estercolero solo resalta la pestilencia. ¿O son capaces de desmentirlo?

4.- El golpe contra Luz Y Fuerza del Centro y el SME, fue el 11 de octubre de 2009, con la desaparición de la Empresa y el despido de más de 44 mil trabajadores y afectando a más de 22 mil jubilados, medida ilegal y artera del Estado, particularmente del gobierno de FECAL, contando naturalmente con la complicidad de toda la mal llamada clase política, puesto que hasta hoy, después de año y medio, nada han hecho.

La lucha heroica de los trabajadores del SME merece respeto, de ahí que la declaración charra de que:

―El SNTE hace un llamado a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y al Sindicato Mexicano de Electricistas a

resolver el conflicto laboral con base en el diálogo y la construcción democrática de acuerdos. La escalada del conflicto que se vive en el sector eléctrico no se va a detener con el radicalismo de fracciones del sindicato ni con la descalificación y la criminalización de la lucha sindical por parte de la autoridad.‖

es el ―eso del diablo‖ del que deben tener cuidado en la dirección del SME, puede haber cansancio, desgaste y quizá desesperación, pero es fundamental la defensa de los principios proletarios y clasistas.

―No se les puede pedir a 16 mil trabajadores y sus familias que perdieron su fuente de ingresos y seguridad social, que renuncien a la legítima defensa de sus intereses. Es imperativo construir opciones que sean dignas para los trabajadores y viables para la nación.‖

¡Cuánta demagogia y cinismo! Pues, ¿pueden informar los charros de la camarilla Elbista, en estos 17 meses transcurridos de lucha del SME, cuándo realizaron movilizaciones políticas en apoyo o declararon una huelga política de solidaridad, cuántos cientos de millones de pesos han entregado de solidaridad, y cuándo llamaron a huelga general en apoyo al SME? Los hechos hablan solos.

Los charros Elbistas concluyen su desplegado con:

―En esta hora crítica que vive el país, todos los mexicanos reclamamos un sindicalismo fuerte, propositivo y responsable; volcado a la sociedad y comprometido con la Nación; un sindicalismo que sea un factor de esperanza y certidumbre para los trabajadores, para sus familias y para la sociedad. Este es el sindicalismo que el SNTE convoca a construir.‖

Las alucinaciones del charrismo son dignas de la mejor comedia, que no vale la pena seguir comentando, que provoca más odio de clase, desprecio y repudio al charrismo sindical, que abona aceleradamente la insurrección clasista de los trabajadores de la educación.

La alternativa única frente a la política del Estado y el charrismo sindical, en particular en el SNTE hegemonizado por la camarilla Elbista, es la CNTE, que con su línea ideológica, política y orgánica clasista, en los hechos ha demostrado en los últimos 31 años transcurridos ser el auténtico sindicalismo, que sirve a los intereses de los trabajadores de la educación vinculado a las luchas del pueblo mexicano.

¡MUERA EL CHARRISMO SINDICAL NACIONAL Y EN PARTICULAR DE LA CAMARILLA DE EEGM EN EL SNTE!

¡ARRIBA EL SINDICALISMO CLASISTA!

¡ARRIBA LA CNTE!

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: